Desde hace mucho que la palabra “orifichu” venía siendo un seudónimo personal. Sin embargo, la presencia de este website en internet ha obligado a separar la marca de la persona. Era algo inevitable.

Etimología

Mientras los americanos usaban la palabra “cool” para referirse a algo que les agradaba y al mismo tiempo llamaba su atención, aquí en mi país (Perú) se usó mucho la palabra “ficho”. Pero la palabra “ficho” era una de esas palabras con tonalidad desagradable. Quizá por el uso de la vocal fuerte “o”. Así que decidí cambiar la vocal “o” por la vocal suave “u”.

Resultando así la palabra “fichu”.

Pasados algunos años, y con la revolución musical en pleno auge, se puso de moda una canción de la banda “The Offspring” titulada “Original Prankster” o traducida literalmente “bromista original”. Y en vista de lo pegajosa de la canción decidí agregar la palabra “original” a mi arquetipo de seudónimo “fichu”.

Resultando así la palabra “originalfichu”.

Pero mientras más pequeña sea la frase o palabra más fácil será de recordar. Basándome en este enunciado fue que decidí acorta la palabra “originalfichu”.

Mi primera alternativa fue “fiori” (FIchu ORIginal). Lamentablemente esa palabra ya estaba siendo usada por una compañía de juguetes en aquel entonces (ni siquiera sé si sigue existiendo).

Obviamente la segunda alternativa era invertir el orden de los factores.

Resultando así la palabra “orifichu” (ORIginal FIchu).

La persona

La palabra “orifichu” resultó ser un seudónimo de aquellos que son encantadores de usar. Emails, redes sociales, foros, etc. Por todos lados quedaba impregnada mi personalidad mientras hacía uso de un seudónimo que por sí solo decía demasiado.

Uno suele pensar erroneamente que cuando obtiene algo es para siempre. Pero en la mayoría de casos no es así. Y esto se iba a demostrar una vez más.

Con el tiempo, y en vista de que ya había decidido dedicarme al mundo de internet, fue necesario crear un portal personal…o al menos esa era la idea.

Empecé copiando el diseño de un website que pertenece a un desarrollador que parecía ser bueno en su trabajo. El diseño era muy sencillo pero a la vez atrayente así que decidí copiarlo por entero. Pero cuando ya iba por la mitad del trabajo me di cuenta que el resultado no sería tan impresionante como pensé. Además era una copia y eso iba en contra de lo “original” de mi seudónimo. Así que opté por cambiar.

Decidí crear un website usando Joomla. Este website mostraba mi imágen y un poco de mi información. El diseño se había generado automáticamente usando un programa de escritorio (no diré cual). Pero con el tiempo me choqué con la triste realidad de que Joomla era un terrible hoyo negro de flexibilidad para los programadores por lo que determiné no hacer más mi website con Joomla.

Ante la decepción de usar un CMS decidí no usar ninguno y hacer mi website desde cero. A fin de cuentas no tenía mucha información para colgar. Solo necesitaba un lugar donde publicar algunos detalles sobre mi persona.

Para lograr que algunos clientes confiaran en mi trabajo empecé a hacer grabaciones de algunas cosas que sabía hacer. Hice un vídeo sobre WordPress y otros 2 sobre Joomla. Luego comencé a detallar a fondo a WordPress ya que me había dado cuenta (como muchos otros quizá) que no existían vídeos que explicaran realmente bien a esta herramienta. Pero a decir verdad, lo que en realidad no encontré fueron vídeos que explicaran WordPress tan a fondo como quería que se explicase. Ese fue el origen de “Desarmando WordPress“.

Pero habían tantas cosas en internet de las cuales quería hablar y mostrar que decidí usar una vez más un CMS que me facilitara la tarea….la opción era obvia: WordPress.

He aquí donde realmente empieza el punto de cambio en “orifichu”…..ya no estaba resaltando la persona sino la marca.

La marca

Ni siquiera yo pensaba en mi persona cada vez que se me venía a la mente la palabra “orifichu”. Ya no era más la persona detrás del seudónimo. Ahora era la marca tras el nombre.

No sabía que algo así iba a pasar pero decidí aceptarlo lo más temprano posible ya que cada vez que mi website aumentase su contenido el cambio sería más tedioso.

Empecé creando un website para orifichu (se siente extraño hablando de orifichu en tercera persona) dentro de facebook pero me choqué con la triste realidad de que el username “orifichu” ya estaba siendo usado por mi cuenta personal. La opción más sencilla era obvia: transformar mi página personal en facebook en la página de la marca “orifichu”.

Fue ahí realmente cuando me pregunté: “¿y cual será mi seudónimo personal?”. Ya no podía ser “orifichu”. Ese ya no era yo. Recordando que “orifichu” tuvo un arquetipo (“originalfichu“), fue que decidí usarlo mi nuevo seudónimo personal…aunque largo, era lo más parecido a lo que había estado acostumbrado a usar.

Así que se hicieron todos los cambios necesarios: facebook, twitter, etc. Pero aún es un trabajo que está en proceso.

Footer

Siendo mi nombre el clave “originalfichu” nunca olvides “orifichu” que “yo soy tu padre”.