Si los navegadores fueran armas y el internet el campo de batalla no hay duda de que yo escogería Google Chrome. Pero quizá ustedes tengan alguna opinión distinta. Así que fíjense en qué tipo de arma es cada navegador y seleccionen el de su preferencia.

Footer

Algo sí está clarísimo: nunca escogería a Internet Explorer.